labrador retriever

Labrador Retriever

Si estás buscando un perro leal, juguetón, cariñoso, con el que poder jugar y que además proteja y guarde la casa… ¡para de buscar! El Labrador Retriever es tu mejor opción, ideal para todo tipos de familias que busquen un cachorro del que cuidar.

Origen del Labrador Retriever

La raza tiene su origen en el siglo XVII, por las cercanías de la península de Labrador, en Canadá. Se comenzaron a utilizar perros de la raza Labrador Retriever para distintos trabajos físicos, entre los que encontramos el remolque de trineos y diversas tareas relacionadas con la pesca en general.

Alrededor del 1825, la aristocracia inglesa comenzó a valorar la utilizad de los perros Labrador. Solían ser acompañantes en trabajos de caza, consiguiendo así su famoso apellido “Retriever”, en español, cobrador.

¿Qué carácter tiene el Labrador Retriever?

Una de las características más destacables de esta conocida raza es su gran carácter. El carácter de la raza mantiene una apariencia amigable y una personalidad extremadamente social, lo que los ha llevado a ser la raza canina más popular del mundo por más de una década.

El Labrador debe de ser socializado con personas y otros perros cuando aún sigue siendo un cachorro. Si conseguimos que nuestra mascota mantenga una buena relación con otros humanos será la compañía excelente para los niños.

Esta raza en concreto es considerada una de las más energéticas y activa. Los Labradores necesitan realizar una gran cantidad de ejercicios físicos a lo largo del día. Debemos de intentar cansar a nuestros perros considerablemente por medio de distintos ejercicios (largos paseos, jugar con él o que nuestro perro interactúe con otros miembros de su especie), de esta forma conseguiremos que al momento de estar descansando y relajados en casa ellos no estén revoloteando y saltando como locos por todas las habitaciones.

El Labrador Retriever tiende a necesitar atención frecuentemente. Desde que es un cachorro debemos de educarlo para evitar futuros problemas de excesiva atención o ansiedad por separación.

¿Cuántos años puede vivir un Labrador Retriever?

¿Qué es lo peor de tener un perro cómo compañero de vida? Exacto, su perdida. La triste realidad es que nuestros amigos caninos no podrán vivir para siempre, pero por esta misma razón, ¡debemos de aprovechar cada segundo que estemos a su lado!

La esperanza de vida de un Labrador Retriever suele oscilar entre los 10 y 14 años. Sin embargo, recientes estudios han revelado que la esperanza de vida de esta raza varía enormemente dependiendo de su color de pelaje.

¿Por qué el Labrador Retriever negro vive menos que otros Labradores?

Como ya habíamos comentado en el anterior apartado, la vida de esta perrito desciende cuando su tono de color se vuelve chocolate o marrón, pero ¿por qué sucede esto?

Lamentablemente, el promedio de vida de los Labradores con un pelaje color chocolate es de 10,7 añosMientras que individuos con otro tipo de pelaje fue de 12,1 años. Es decir, los caninos con un color chocolate en su pelo suelen vivir un 10% menos que sus compañeros con un pelaje amarillo y negro.

Esto ocurre debido a que según un estudio reciente, no es el color en sí lo que introdujo genes perjudiciales para la raza, sino las prácticas de reproducción para obtener ese color. Para obtener labradores color chocolate, los criadores podrían estar reduciendo el acervo genético y causando problemas de salud.

Alimentación del Labrador Retriever

¿Cómo hay que alimentar a un Labrador Retriever? La alimentación es una de las claves para mantener a nuestro Labrador sano durante toda su vida. Las necesidades de los perros de esta raza varían dependiendo de la edad y el estilo de vida. El Labrador Retriever es un tipo de perro que necesita estar activo y realizar mucho ejercicio físico, por lo que su alimentación debe responder de forma correcta a las demandas de su cuerpo.

Si tu Labrador tiene de 2 a 15 meses debes de alimentarlo con pienso especifico para cachorros de raza grande. Por otro lado, nuestro cachorro deberá de alimentarse de leche materna sus primeros 45 días de vida. Si esto no es posible, siempre podemos encontrar alternativas comprando leche especial para cachorros.

Es muy importante que en esta etapa de su vida se alimente de un pienso de gran calidad para que sus huesos y músculos se desarrollen de forma correcta y tenga un crecimiento óptimo.

Cuando tu querido perro supere los 12 – 18 meses de vida podrá comenzar a comer pienso para perros adultos. Debes de estar atento a diversos factores que afectaran a tu Labrador en cuanto al pienso del que se alimente. Puedes elegir entre una gran variedad de marcas, gamas y sabores, incluso un pienso específico para la raza como el de Royal Canin labrador, para cachorros y adultos, y Advance Labrador.

Debes elegir un alimento completo que tenga un alto porcentaje de carne para que su cuerpo esté fuerte, con una buena musculatura, y que le proporcione toda la energía que necesita en su día a día.

Es necesario que este sea bajo en grasas, ya que la raza Labrador Retriever es bastante propensa a padecer sobrepeso si no obtiene una correcta alimentación y ejercicio. También podemos optar por un pienso light. De esta forma podremos controlar su peso y evitaremos diversos problemas que suelen padecer estos perros como displasia de cadera, codo o artritis. Estos problemas suelen deberse a un peso elevado y por encima de lo recomendado, por lo que os volvemos a repetir que debemos de estar muy atentos a la alimentación de nuestro querido Labrador.

A los Labradores les encanta pedirnos nuestra comida, pero no olvides que, esta no es adecuada a ellos ya que su estomago es bastante delicado y podría ocasionarle dolores.

Para que nuestro Labrador goce de una salud optima debemos de tener en cuenta varios puntos:

  • Optar por un pienso light o bajo en grasas con un alto contenido de proteínas de calidad.
  • Elegir la comida correcta según su edad y su tamaño.
  • Vigilar su peso y darle siempre la ración diaria recomendada en cada alimento.
  • No abusar de premios ni comida casera para evitar el sobrepeso.
  • También es conveniente que haga algo de ejercicio o vaya de paseo todos los días para contribuir a mantenerse en un peso saludable. Evita el ejercicio justo después de comer para prevenir dolores de estómago.

La convivencia de un Labrador Retriever con personas y perros

Los Labradores son unos perros que han sido creados para convivir y trabajar con las personas, de ahí que esta raza se adapta perfectamente a la vida familiar.

Estos perros son sinónimos de amor y compañía incondicional. En su genética está escrita la necesidad de ayudar y satisfacer a sus dueños. Son un apoyo perfecto y una compañía excelente para aquellas personas que sufren algún tipo de discapacidad. Es muy importante que desde que son cachorros se les proporcione un buen adiestramiento y una socialización adecuada.

La socialización debe darse cuando el cachorro complete su cuadro de vacunación, de otra forma es vulnerable a contraer enfermedades que pueden poner en riesgo su vida.

Recuerda que la socialización involucra también el contacto con otras personas diferentes a las de tu círculo familiar, de esta manera no tendrás inconvenientes en el momento de invitar nuevos amigos a casa.

A continuación, les presentamos una serie de acciones que pueden realizar nuestros Labradores a la hora de ayudar a personas discapacitadas:

  • Para generar relaciones afectivas que disminuyan conductas agresivas o propias de algunas enfermedades psicológicas.
  • Ayuda a recoger objetos de personas minusválidas.
  • Terapias asistidas con animales. Especialmente terapias en el agua, pues son expertos nadadores y les encanta el agua.
  • Anuncian a los pacientes con discapacidades auditivas sobre algunos sonidos y los pueden dirigir hasta el lugar del ruido.

Los Labradores Retriever poseen un carácter y amabilidad especial, que les hace adaptarse fácilmente a las familias. Son muy dóciles y cariñosos con los niños, les gusta la amabilidad de los abuelos y colaboran con los adultos.

Por ello, la adopción de Labrador Retriever se recomienda cuando se desea un perro familiar. Pues si son bien entrenados y se crían con amor, pueden llegar a ser un miembro más de la familia y no suponen riesgos de mordeduras o ataques.

Son tan amistosos y sociables que no tienen problemas para convivir con otras especies. Se llevan muy bien con gatos, pájaros y con los de su misma especie. Incluso, pueden jugar con otros animales sin ocasionar mordeduras o maltratos.

¿Cómo entrenar a un Labrador Retriever?

Lo primero que debemos de tener en cuenta a la hora de adiestrar un perro es que no se entrena una raza especifica. Las técnicas de adiestramiento se suelen aplicar a todos los tipos de perros en general. Si es cierto que se presta atención a diversos factores, actitudes nerviosas o agresivas, la estructura ósea y musculas, etc…

El Labrador es un perro que se puede adiestrar fácilmente si actuamos con paciencia, constancia y coherencia. Es aconsejable utilizar como método el adiestramiento por refuerzo positivo; es decir, premiar a nuestra mascota cuando hace las cosas bien y no castigarlo si hace algo mal.

Los Labradores Retriever suelen asumir un rol de sumisión dentro de la jerarquía familia. Estas características facilitan el entrenamiento de obediencia. Por ejemplo, debido a que sus tiempos de respuesta a las instrucciones de sus cuidadores es más corto, motivo por el cual aprende muy rápido.

El entrenamiento debe de realizarse desde que son unos cachorros, sobre todo para evitar posibles manías que serían muy difíciles de quitar siendo adultos.

Los Labradores son considerados una raza hiperactiva y demandará de su dueño mucha energía. Para controlar este carácter debes de ejercitarlo varias veces al día. Si tienes la posibilidad de llevarlo a la playa o un lago sería ideal, ya que a los Labradores les encanta nadar.  Tener un labrador adecuadamente ejercitadole permitirá estar concentrado durante mayor tiempo en los procesos de adiestramiento y aprenderá más rápido.

¿Cuánto cuesta un Labrador Retriever?

El precio de un cachorro del Labrador Retriever puede variar bastante en función del país de procedencia o del lugar donde se encuentre en el momento de su venta.

El principal factor que afecta al precio de un cachorro es el criadero. Hay quien le dedica mucho esfuerzo al cuidado de sus perros con un programa de cría muy estudiado y estrictos protocolos veterinarios. Pero hay quien sólo busca hacer negocio y lucrarse en detrimento de los perros que van a ver recortados a máximo todo aquello que le garantiza una buena calidad de vida para abaratar costes.

Actualmente se puede encontrar muchos anuncios en internet sobre la venta de los cachorros, pero nuestro consejo es comprobar siempre la seguridad y legalidad del sitio antes de realizar el pago. Lo mejor es ver al cachorro antes de comprar ya que así podemos estar seguros y aclarar cualquier duda que pueda surgir.

Si tenemos que hablar de los precios, se puede comprar un cachorro del Labrador Retriever vacunado y desparasitado, con su documentación en regla por unos 500-600 euros. Aunque repetimos otra vez que todo depende del país y lugar de procedencia del perro. Así que, si alguien os pregunta: ¿Cuánto cuesta un Labrador Retriever? Ya sabréis que contestar.

Por último, queremos terminar este punto mencionando la importancia de la adopción de un perro. Teniendo en cuenta el gran número de caninos que se abandonan al año, la acción preferible sería adoptar uno y así reducir esta cantidad. Aunque esta decisión depende únicamente de vosotros, queremos aconsejaros diciéndoos que adoptéis siempre que podáis.

Curiosidades del Labrador Retriever

  1. Seguro que recuerdas aquel famoso anuncio de papel higiénico protagonizado por un labrador. Durante esos años, la raza se popularizó, lo que incrementó la compra irresponsable.
  2. Por norma general, suelen adorar el agua y son grandes nadadores. Esto es así porque proceden del perro de aguas de San Juan, una raza de la isla de Terranova.
  3. Aparece en todos los ránkings como una de las razas más inteligentes, y su mirada expresiva y aguda es prueba de ello. Su inteligencia no es un mito: si convives con uno, te asombrará hasta dónde puede llegar su intuición.
  4. Algún defecto tenían que tener y es que son muy glotones y además tienen tendencia a la obesidad. Tener un labrador es una lucha constante en este sentido, pues, si no se les enseña bien a respetar los tiempos de comida, pueden convertirse en pedigüeños. Pondrán cara de pena, ¡que no te engañen!
  5. Los tres colores más comunes son el dorado, el negro y el marrón, aunque hay algunas excepciones color gris plata, que suelen ser descendientes de labradores negro y marrón. En cuanto al tamaño, el labrador inglés es más bien bajo y fornido y el americano es alto y estilizado.
  6. De igual modo han sido criados para el trabajo y para cumplir con ciertas tareas específicas. Son sumamente útiles en el apoyo de personas con alguna discapacidad o con autismo. Además, cumplen con la tarea de dar aviso en el caso de enfermos con epilepsia, o bien, en la labor específica como perro de rescate.
  7. Sabemos que son increíblemente amistosos, afables y juguetones, pero este carácter no los hace especialmente protectores del hogar.  No son del tipo agresivo, pero es evidente que tu labrador te avisará en el caso de que algún extraño esté rondando tu casa. Así que ponle atención cuando intente comunicar algo.
  8. En resumen, los labradores son una excelente compañía para ti y para tu familia. Procura darle lo necesario para que esté saludable, feliz y activo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *