cuidados postoperatorios de los perros

Aprende los cuidados postoperatorios de los perros

¿Su perro acaba de ser operado? Cuando el peludo llega a casa después de una intervención quirúrgica es necesario que reciba muchas atenciones y algunos cuidados básicos. En este post abordaremos lo que puede hacer el guardián para mantener el bienestar de la mascota después de una cirugía. Tanto si se trata de un procedimiento sencillo (como la castración) como si requiere más cuidados, es importante que el perro reciba mucho afecto y atención.

Para que la felicidad de tu gran amigo sea completa, ¡observa los cuidados con la mascota!

¿Cómo puede ayudar en la recuperación de su mascota después de la cirugía?

Seguro que ya has pasado por una intervención o has visto cómo es la recuperación de alguien tras una cirugía. Con los animales no es diferente. Por muy bueno que sea, es importante tener cierto cuidado con la mascota en este momento.

Aquí tienes algunos consejos:

1.    El cuidado de la mascota

Después de salir de la clínica, su mascota puede necesitar ayuda para comer, beber agua y hacer sus necesidades. Además, es posible que quiera «tocar» el vendaje y, por lo tanto, tendrás que observarlo el día del alta (o más días, si es de orientación veterinaria). No tienes que estar encima del peludo, pero seguir sus pasos durante un tiempo es bueno, incluso para informar de cualquier problema al veterinario.

2.    Dar la medicación recomendada

El veterinario le indicará medicamentos después de la cirugía, como antibióticos, analgésicos u otros. Es muy importante asegurarse de que la mascota toma los medicamentos en la cantidad y los horarios correctos. Con ello, tendrá menos posibilidades de desarrollar algún problema después de la cirugía o de sentir dolor y molestias.

Otro punto importante es que no se debe dar ningún medicamento fuera de los prescritos por el veterinario. Si su peludo toma otros medicamentos a diario, pregunte al veterinario cuándo debe volver a dárselos.

3.    Fomente el descanso de su mascota

Nada como el descanso para una mejor recuperación del peludo. Ofrezca un lugar tranquilo y cómodo para que la mascota descanse y, si tiene otros animales en casa, intente mantenerlos separados durante un tiempo. Esto ayudará a que el animal recién operado esté más tranquilo y no sufra con posibles «accidentes» como que la otra mascota apriete los puntos de la cirugía, etc.

4.    La «collar» puede ser necesaria

Se debe utilizar el famoso collar o cono isabelino, así como la ropa quirúrgica, cuando lo recomiende el veterinario. Esto evitará que la mascota tenga contacto con los puntos. Aunque le moleste, debe utilizarse para evitar que se lama, se arañe o se rasgue los puntos de la zona operada.

5.    Actividades físicas sólo con recomendación

Hasta que la mascota se recupere, no está indicado fomentar las actividades físicas. Acuérdate de preguntar al médico cuándo podrá el peludo volver a caminar, correr y saltar por la casa.

6.    La alimentación sana es esencial

Otro consejo es asegurarse de que el perro coman bien después del procedimiento. Una alimentación sana es la base para proporcionar una buena vida y cuidar el bienestar de los peludos. Por lo tanto, la mascota tendrá que comer bien en este momento. Si tu peludo ofrece resistencia a la alimentación, asegúrate de acudir al veterinario.

7.    Aumentar la inmunidad

También puedes ayudar al peludo reforzando las defensas de su cuerpo de forma natural. Esto es importante para evitar que la mascota tenga una baja inmunidad después del procedimiento, lo que puede comprometer su recuperación. Por lo tanto, es esencial vigilar el estado de salud de la mascota.

El sistema inmunitario es el que nos protege a todos de las enfermedades. Una cirugía, por sencilla que sea, es una intervención en el cuerpo en la que hay una exposición a microorganismos. Si la mascota está con la inmunidad baja, es más fácil que estos agentes actúen, causando la enfermedad.

¡El cuidado con el perro debe hacerse antes y después de la cirugía!

Los suplementos naturales pueden contener ingredientes que ayudan a reforzar la inmunidad del peludo. Vea algunos ejemplos:

  • Chlorella: rica en clorofila, mejora la inmunidad de la mascota, favorece la desintoxicación del organismo y estimula el crecimiento y la recuperación de los tejidos.
  • Remolacha: ayuda a vigorizar a los animales debilitados porque es rica en azúcares que son fácilmente metabolizados por el animal y fácilmente utilizados como energía, ayudando a combatir la fatiga y a reducir el estrés muscular.
  • Acerola: mayor fuente de vitamina C y antioxidantes, que ayudan a fortalecer el sistema inmunológico. También funciona como astringente para los trastornos hepáticos y neutraliza los radicales libres.
  • Ajo: ayuda a la eliminación de toxinas, tiene acción germicida y estimula el sistema inmunológico.  También mejora la circulación sanguínea y ayuda a mantener niveles saludables de colesterol. El ajo no debe ofrecerse directamente a la mascota.
  • Levadura de cerveza: se considera un modulador del sistema inmunitario al estimular las defensas naturales, además de ser una fuente de vitaminas del grupo B, minerales y proteínas.
  • Alcachofa: facilita la digestión, estimula el hígado y aumenta la liberación de bilis, favoreciendo la eliminación de toxinas y la regulación del intestino.

¡El cuidado de la mascota es fundamental para asegurar la salud del peludo!

¿Cómo proporcionar el beneficio de los nutrientes naturales al perro?

La calidad terapéutica de estos alimentos se ve reforzada cuando se concentran en suplementos, ya que las dosis superan la capacidad que cualquier mascota podría consumir si sólo comiera el alimento (o la hoja). Estos productos están formulados por veterinarios, son seguros para las mascotas y totalmente naturales.

¿Qué te ha parecido este artículo? MEJORESPERROS.COM te invita a seguir navegando por su web para aprender más sobre los cuidados y la salud de los perros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *