Preparativos del perro para una cirugía electiva

Preparativos del perro para una cirugía electiva

A ningún dueño le gusta saber que su perro va a ser operada. Es totalmente comprensible. Sin embargo, algunos de ellos son importantes para mantener el cuidado del perro y para que se sienta bien. Por lo tanto, es necesario que el tutor sepa cómo preparar a la perro para una cirugía electiva.

Cuando se realizan cirugías electivas, se programan y, por lo tanto, hay tiempo para preparar al perro o gato para pasar por este procedimiento con el menor desgaste posible para su salud. ¿Quiere saber cómo es posible? Entonces, ¡mira este artículo!

¿Qué son las cirugías electivas?

Son procedimientos quirúrgicos en los que se puede elegir la mejor fecha para su realización. Así, es posible la realización de varios exámenes previos, para obtener las mejores condiciones de salud para el paciente. Una de las cirugías electivas más comunes para las perros es la castración.

Aun así, cualquier procedimiento puede conllevar riesgos para el paciente. Esto se llama riesgo quirúrgico. Para conocer el riesgo quirúrgico de un perro o gato, es necesario que el veterinario realice una evaluación del perro y revise los exámenes solicitados, identificando condiciones que puedan comprometer la salud del paciente como enfermedades previas, edad avanzada, obesidad y etc. Estos factores pueden traer mayores complicaciones antes, durante y después de la cirugía.

¿Cómo ayudar a la perro en este momento?

Una de las principales cosas que hay que hacer es seleccionar un veterinario y una clínica de confianza para llevar a cabo el procedimiento. Esto es fundamental para garantizar el éxito de la cirugía.

Otro consejo es garantizar que la inmunidad de la perro es adecuada para la realización del procedimiento. ¿Quién no ha oído hablar nunca de que se ha cancelado una operación porque el paciente estaba debilitado?

Algunos pacientes pueden presentar síntomas como fiebre, dolor, debilidad… Esto indica que algo no va bien y que es mejor posponer la cirugía para evitar el riesgo de complicaciones postoperatorias.

Por lo tanto, vigilar el estado de salud del perro es fundamental para realizar una cirugía exitosa. ¿Sabías que puedes ayudar al peludo reforzando las defensas de su organismo de forma natural?

Nutrientes importantes para el perro

Una dieta saludable para los perros es la base para proporcionar una buena vida y cuidar el bienestar de su perro o gato. Algunos nutrientes tienen el poder de turboalimentar la inmunidad de la perro y ayudar a reducir los riesgos de diversos problemas (obesidad, diabetes, enfermedades cardiovasculares, etc..) y pueden funcionar como inmunomoduladores (sustancias que actúan sobre el sistema inmunitario confiriendo una mayor respuesta orgánica frente a determinados microorganismos, incluidos virus, bacterias, hongos y protozoos). Conozca a algunos de ellos:

·         Aminoácidos

Arginina y glutamina. La arginina participa en varias funciones del organismo, como la mejora de la cicatrización, la estimulación del sistema inmunitario (induce la producción de células de defensa) y el rendimiento muscular. La glutamina actúa como fuente de energía para los leucocitos (células de defensa) y de energía para los enterocitos (células intestinales), impidiendo la entrada de patógenos a través del intestino.

·         Minerales

Selenio, zinc, omega 3, favorecen la acción del sistema inmunológico.

·         Probióticos

El yogur natural ayuda a restaurar la microbiota intestinal.

Además, algunos alimentos van más allá de sus funciones nutricionales básicas, contribuyendo a mejorar la salud y el bienestar y a reducir la aparición de enfermedades. Hoy en día ya se sabe que muchos alimentos tienen estas propiedades y que la calidad terapéutica de los alimentos funcionales se potencia cuando se concentran en suplementos, ya que las dosis superan la capacidad que cualquier perro podría consumir si sólo comiera el alimento (o parte de él, como la hoja).

Vea algunos ejemplos:

Remolacha: Ayuda a vigorizar a los animales debilitados porque es rico en azúcares que son fácilmente metabolizados por el animal y utilizados prontamente como energía, ayudando en el combate a la fatiga y en la reducción del estrés muscular.

Ajo: Ayuda a la eliminación de toxinas, tiene acción germicida y estimula el sistema inmunológico.  También mejora la circulación sanguínea y ayuda a mantener niveles saludables de colesterol. El ajo no debe ofrecerse directamente a la perro.

Alcachofa: Facilita la digestión, estimula el hígado y aumenta la liberación de bilis, favoreciendo la eliminación de toxinas y la regulación del intestino.

Chlorella: Rico en clorofila, mejora la inmunidad de la perro, promueve la desintoxicación del organismo y estimula el crecimiento y la recuperación de los tejidos.

Acerola: Mayor fuente de vitamina C y antioxidantes, que ayudan a fortalecer el sistema inmunológico. También funciona como astringente para los trastornos hepáticos y neutraliza los radicales libres.

Levadura de cerveza: Se considera un modulador del sistema inmunitario al estimular las defensas naturales, además de ser una fuente de vitaminas del grupo B, minerales y proteínas.

¿Qué te ha parecido este artículo? MEJORESPERROS.COM te invita a seguir navegando por su web para aprender más sobre la salud de los perros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *