alimentación especial para perros

Alimentación especial para el perro ¿Cuándo y por qué?

Cuando enfermamos, ya sea una simple gripe o algo más grave que deba ser tratado con control médico y reposo, hay varias precauciones que los médicos exigen. Una de las principales es la alimentación. Los alimentos alternativos, como las sopas, las infusiones y los alimentos ligeros y saludables son esenciales para ayudarnos a mejorar. Y con los perros especiales no es diferente.

Sí, los perros y gatos que se recuperan de una enfermedad necesitan una alimentación especial. La alimentación es una parte fundamental para la recuperación y el mantenimiento del bienestar del peludo a cualquier edad.

Lo mismo ocurre con los perros que tienen enfermedades crónicas, es decir, aquellas que no se solucionan en un corto periodo de tiempo. En estos casos, además de ser imprescindible el seguimiento del veterinario, la alimentación forma parte del tratamiento y debe tomarse en serio.

Pero, ¿En qué situaciones el perro necesita una alimentación especial?

La comida debe ser equilibrada y adecuada en todas las etapas de la vida del peludo.

A todas las edades, desde el principio de la vida del perro, es necesario asegurar una buena nutrición. Para cada etapa de la vida del peludo (crecimiento, edad adulta y envejecimiento), hay una necesidad dietética diferente. Por ello, siempre es importante cambiar la dieta del perro a lo largo de la vida, ya sea con alimentos industrializados (piensos) o naturales (comida casera natural equilibrada).

Ahora bien, algunas enfermedades requieren que el perro reciba una alimentación diferenciada, independientemente de la edad. He aquí algunos ejemplos:

1.    Problemas renales

Debe ser una dieta con bajo nivel de proteínas y fósforo, para reducir los síntomas que pueden causar algunos compuestos cuando se acumulan en la sangre por problemas en los riñones del perro.

2.    Problemas cardíacos

El control de la ingesta de sodio es esencial para ayudar en el control de problemas cardíacos y alteraciones de la presión arterial.

3.    Problemas de hígado

Las fuentes de proteínas de alta calidad y más fáciles de absorber, los niveles más bajos de cobre y una dieta más rica en grasas son factores que pueden ayudar a controlar los problemas hepáticos.

4.    Problemas de la piel

La dieta ayuda a mejorar la protección de la barrera cutánea, es decir, a proteger la piel de la entrada de bacterias y otros microorganismos. Además, la elección de los ingredientes también marca la diferencia en los casos de intolerancia o alergia alimentaria y la dieta desempeña un papel fundamental en estos tratamientos.

La visita al veterinario debe ser regular

En estos casos, la dieta medicada o terapéutica es recomendada por el veterinario y debe ofrecerse al peludo, durante toda su vida. Recuerde que una nutrición adecuada es una parte fundamental de la recuperación del animal. Por lo tanto, ten siempre en cuenta lo que le ofreces a tu perro, ¡y más aún si son perros especiales!

¿Qué te ha parecido este artículo? MEJORESPERROS.COM te invita a seguir navegando por su web para aprender más sobre los perros y su alimentación.

Te queremos recomendar este artículo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *