Dióxido de cloro para perros

Dióxido de cloro para perros: uso, dosis y protocolo

Para nadie es un secreto el gran beneficio que tiene el dióxido de cloro para la salud de nuestras mascotas. Son diversos los usos que se le puede dar al dióxido de cloro o MMS para tratar diferentes afecciones en los perros. 

Mucho se ha hablado al respecto del dióxido de cloro para perros, este producto cuenta con quienes lo apoyan y también con sus detractores. Sin embargo, con el tiempo se ha podido comprobar que el dióxido de cloro no solo es seguro, sino también sumamente efectivo.

¿Qué usos tiene el dióxido de cloro para perros?

Puedes utilizar el dióxido de cloro para tratar diversas afecciones en tus perros. Algunas de ellas pueden resultar bastante obvias, sin embargo, otras seguramente no las conocías. A continuación, te hablaré brevemente sobre los principales usos que puedes darle a este producto en tus perros.

Enfermedad

En el caso de que tu perro esté sufriendo alguna descompensación, ya sea debido a alguna afección viral, un parásito u otra enfermedad, se recomienda la administración oral de 1 gota de MMS al 28% por cada 10 ml de agua. En el caso de que el perro sufra de leshmaniasis u otras enfermedades no virales se deben utilizar 6 gotas por cada 300 ml de agua.

Sin embargo, es importante observar la evolución de la mascota, de tal forma que en el caso de que notes que la dosis es muy alta, reducirla poco a poco. 

Heridas

Si vas a utilizarlo para tratar una herida, el uso de MMS de forma directa te ayudará a coagular la sangre y, por tanto, detener la hemorragia. Para ello, lo ideal es utilizar el MMS en spray, para ello, debes mezclar una cucharadita de clorito de sodio en unos 240 ml de agua. Puedes aplicarla entre 3 y 4 veces al día dependiendo de la gravedad de la herida.

En el caso de que la herida sea grave, puedes aplicarlo con mayor frecuencia, como máximo, una vez por hora. Sin embargo, es importante que evalúes correctamente la evolución de esta.

Uso constante

Muchas personas suelen utilizar el CDS con el fin de conseguir mantener a sus perros en buen estado. Si deseas utilizar este producto como sustento para tu perro, lo ideal es darle una o dos gotas por cada litro de agua. De esta manera, será posible el mantener a tu mascota con una salud perfecta.

Esto logra su efecto, ya que, podrás mantener el agua del bebedero completamente potabilizada. Es recomendable que cambies el agua por lo menos, una vez al día.

Problemas oculares

Muchos perros pueden presentar problemas oculares, ya sea irritación o lagañas alrededor del ojo. Una buena solución para este problema es utilizar el CDS de 3.000ppm, pero no aplicar directamente en el ojo.

Deberás preparar una solución de alrededor 45 ml de agua destilada y agregar 1 ml de CDS. A esa mezcla, añade 15 ml de agua de mar o 9 gramos de sal marina por cada litro de agua. Aplica una o dos gotas cada 2 horas y en poco tiempo podrás observar los beneficios.

*La información aportada en este artículo es informativa y no sustituye ninguna recomendación médica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *